He cambiado recientemente la plantilla del blog y tardaré un tiempo en actualizar los estilos, recuperar imágenes, optimizar menús. Disculpas y paciencia.

Señores de los medios, sonrían... et voilà! :-)

El PEW Research Institute de EEUU acaba de publicar la décima edición del State of News Report . Si bien se trata de una radiografía del caso estadounidense, dicho informe es importante para anticipar tendencias en el resto del mundo. Fran Barquilla, de El Tipómetro, ha traducido al español la siguiente infografía resumen de este completo estudio.

Si pensabas que soy un pesado con lo de la desaparición del periódico de papel... ¡toma dos tazas!

Publicaban recientemente en Tecnología Obsoleta el caso del Telefon Hírmondó de Tivadar Puskás, el primer periódico sin papel de la historia y que data de 1893. Y es que años antes de la proliferación de la radio ya se pensó en usar las ondas, en este caso a través del teléfono, para hacer un periódico no impreso. El Telefon Hírmondó tuvo más de seis mil suscriptores en el Budapest de hace más de un siglo. Y seguramente, si la Segunda Guerra Mundial no hubiera sumido a Europa en la miseria proyectos como este podrían haber tenido más recorrido.

Más allá de ser un precursor de la radio, que a fin de cuentas es por lo que ha pasado a los anales del Periodismo, lo que me ha llamado más la atención del post de Tecnología Obsoleta son las dos imágenes de los diarios de la época documentando el invento.

Por dos razones, una evidente, ¡y es que ya anunciaban entonces el próximo fin de los periódicos de papel!

Creo firmemente en la próxima abolición del periódico, tal como hoy existe. Ya podemos concebir el momento en que, dadas las proporciones, cada dia más grandes, del diario, y la densidad, a cada instante mayor, de sus columnas impresas con caracteres cada vez más pequeños, así como las necesidades sin cesar crecientes de la información, las hojas cotidianas morirán a manos de la concurrencia excesiva. Precios es, pues, pensar en lo que reemplazará al diario escrito e impreso. Será el diario hablado, telefoneado, telefonografiado.
El Liberalel 18 de marzo de 1902

Y la otra, no menos evidente, es el temor que se transmite a través de la voz del propio periodista cuando afirma que  ”desconfío de su éxito porque persiguiendo la oportunidad pecará casi siempre de importuno”.

Vía: Miguel Ángel García

Así, luego les cantarán a los demás aquello de 'cuando tú vas, yo vuelvo de allí...'

Todavía no está online pero ya puedes solicitar una clave de acceso para ver el prototipo del nuevo diseño del The New York Times. Por ahora, y sólo viendo los pantallazos del microsite creado exprofeso para ello, parece que la página se ha optimizado sobre todo para la navegación a través de tablets; se ha dado más peso a la fotografía (falta les hacía!), y se han vaciado y aclarado también unas págians que siempre habían estado muy abigarradas.

En principio, parece que van a tirar con una columna central única como ya están haciendo otros medios. Y ya hay quien lo ha interpretado como una gran noticia porque indicaría que se va apostar sobre todo por el contenido, por la noticia, por los artículos de calidad y la información en profundidad. Por la curación de los contenidos en definitiva. Y todo ello a expensas de las páginas/visita que seguro que se resiente al haber menos links en los que pinchar.

 

Como dice Moeh, que de esto sabe un poco, a ver cuánto tardan los directores del resto de periódicos en pedir a sus diseñadores lo mismo, rápido y baratito.

Plantilla 20. Imagen del álbum en Flickr de James Revgot

Hoy leo un post de David Jiménez, el mismo autor que el de Putas y periodistas, que me parece imprescindible para actualizar el mío de ayer sobre la crisis de los medios ya que aborda una posible solución.

La culpa es de la crisis. De los anunciantes. De internet. Del lector, que se resiste a pagar. La culpa es de cualquiera menos nuestra o del producto que hacemos. Si un restaurante deja de tener clientes, se entiende que la comida o el servicio han dejado de ser buenos. Si los periódicos perdemos lectores, el problema es que nuestros clientes son unos tacaños. ¿Es posible que no les estemos dando un producto por el que crean que merece la pena rascarse el bolsillo? ¿Que mientras nos dedicábamos a analizar, valorar y criticar el trabajo de los demás (políticos, deportistas, actores…), descuidáramos hacer lo mismo con quienes teníamos más cerca, nosotros mismos? [El suicidio del periódico]

A eso me refería yo cuando hablaba de más periodismo para salvar al periodismo.

Son malos tiempos, muy malos tiempos, para la mejor profesión del mundo. Estas Navidades se nos atragantaron los turrones con el cierre de ADN (esta vez definitivo). Y 2012 llega con la lamentable noticia de que Público suspende pagos y se acoge voluntariamente a un concurso de acreedores con la esperanza última de salvar el diario y la mayor parte posible de los puestos de trabajo de sus 160 empleados.

Queremos manifestar que mantenemos intacto nuestro compromiso con los lectores. Compartimos con ellos un punto de vista ideológico que busca denunciar, con rigor y profesionalidad, las injusticias sociales y los efectos de la crisis (…) Hemos solicitado a los editores de la cabecera, a través del comité de empresa, que informen, en el menor plazo posible, de sus intenciones (…) A la espera de la información solicitada y a pesar de la complicada situación personal [no se han pagado las nóminas de diciembre] a la que han abocado los propietarios a 160 familias, los empleados de Público seguiremos trabajando para sacar adelante el producto informativo que nuestros lectores demandan y que creemos imprescindible en la situación económica, política y social que atravesamos [Comunicado completo de los trabajadores de Público]

publico

Claro, no es lo mismo cuando el tijeretazo te pilla más de cerca o cuando afecta a amigos y conocidos tuyos (abrazo fuerte para ellos). Pero es que no les va mejor en otros países… Justo ayer tuiteaba con cierta frialdad que en Italia hasta 100 periódicos podrían echar el cierre este año cuando dejen de percibir ayudas públicas. Y hace unos días leía también un informe del Knight Center for Jornalism que advierte que sólo los periódicos estadounidenses muy grandes o muy pequeños sobrevivirán a los próximos cinco años, pero que la inmensa mayoría, todos los medianos, tendrán que echar el cierre.
¿No es triste que una profesión salvaguarda de la democracia (se decía antes) tenga que sobrevivir con ayudas públicas? ¿No es lamentable que esa industria no haya acometido ya una reestructuración, no se haya reinventado, no haya enfrentado con más originalidad la situación? ¿Todavía no entra en la cabeza que las tarifas publicitarias y la venta de ejemplares no son suficientes para soportar estructuras de costes tan pesadas como las de la prensa escrita?

La crisis económica y financiera ha agravado la situación. Pero los problemas de la industria periodística ya venían de antes. Claro que hay un problema financiero, pero también de valores! Claro que es un problema de estructuras, pero también de actitud! Y es que lo siguen llamando crisis cuando quieren decir incompetencia. Es la excusa. Y lo peor de todo es que esta dichosa crisis de una industria está abocando a la ruina al propio periodismo.

La crisis sirve para faltar el respeto a los profesionales y a los lectores. Para enviar a la gente a cubrir guerras sin un seguro. Para pedir que se escriba del Congo desde Alcobendas, sin dejar de enviar a tres reporteros a cubrir un partido de fútbol y a media redacción a la última boda de la tontocracia. La crisis sirve para despedir a veteranos del oficio que solían hacer una cosa bien (PERIODISMO) y sustituirlos por jóvenes más baratos y explotables que hacen cinco al mismo tiempo, ninguna periodismo. [Putas y periodistas, David Jiménez]

El periodismo de bajo coste no va a salvar a la profesión ni va a generar puestos de trabajo dignos ó estables. El ‘periodismo’ de 0,75 euros por artículo no es la solución, aunque sea lo más recurrente. Para salir de esta hace falta más y mejor periodismo. Y formas novedosas de venderlo. Y formas originales de llegar a los ciudadanos. Y una tarjeta de visita nueva con la que presentarse: una función social que de paso nos haga sentirnos importantes y necesarios.

Y si me equivoco y la solución se encuentra en el low cost, bien, que se siga haciendo, que unas cuantas familias puedan malvivir de ello, pero por favor por respeto a los que sí que hemos pensado alguna vez que este podía ser el oficio más bonito del mundo, a los más de cien periodistas que han perdido la vida este año en conflictos, a los trabajadores de Público, ADN y tantos otros afectados por ERES y cierres… Que la prensa rosa deje de llamarse prensa. Que el periodismo de declaraciones deje de llamarse periodismo. Que no se firme como noticia ni un sólo teletipo procedente del gabinete de ninguna empresa. Que no se confunda el culo con las témporas. Que no lo llamen periodismo cuando quiere decir sexo. Puestos a morir, hagámoslo con dignidad.

Feliz Navidad con retraso y próspero 2013.

[Artículo publicado originalmente en el blog de tuyyoqué donde cada uno de nosotros habla de lo que más le gusta o mejor sabe]

MinipostTener una buena idea normalmente es sólo el primer paso para poner en marcha un proyecto genial. Y  el principal motivo por el que rápidamente se abandonan también este tipo de ideas es porque no sabemos cómo financiarlo. Si no quieres recurrir a entes públicos o privados, una buena opción es el crowdfundingfinanciación colectiva. Si te interesa el tema,  el próximo 17 de enero de 17 a 20 horas en el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia se celebrará una jornada sobre crowdfunding organizada por unos amigos, BlackBox Innova. La asistencia es gratuita pero hay que confirmar asistencia a través de este formulario [Ver programa completo en pdf] [#]

MinipostLos Premios Bitácoras 2011 se han convertido en un referente en la blogosfera. Esta semana pasada se ha presentado la séptima edición (que se dice pronto!) de nuevo en La Casa Encendida. La fiesta de presentación reunió a más de 200 amigos y bloggers. Y debe ser por eso, que este año ha sido el primero de muchos en los que no he podido ir, que en cambio nos hemos animado en tuyyoqué a participar por primera vez. Así que vamos a hacer encaje de bolillos para tratar de adaptar más la temática de nuestro blog a la categoría periodística. Por cierto, ya se pueden votar a los mejores blogs de cada categoría ;-)

Buscando un enlace he llegado de nuevo al Documental de #acampadasol que se curraron Adriano Morán y el equipo de Lainformacion.com durante los 25 primeros día que duró aquella aventura que estoy seguro de que saldrá en los libros de historia porque fueron el germen de un movimiento de denuncia, concienciación social y activismo cívico mucho más importante.

Finalmente hemos publicado el documental sobre el 15M y, más concretamente, sobre la acampada de la Puerta del Sol. Fue la única forma que encontramos de ponernos unos límites físicos y temporales. Unas 30 horas de grabación y 500 gb de archivos grabados con cámaras réflex. Está editado a toda prisa pero ha quedado razonablemente bien.

Pues bien, como decía, buscando ese enlace me he topado de nuevo con el documental y he visto con satisfacción que se está preparando ya una segunda versión más completa. Así son las cosas en internet, no puedes lanzar productos cerrados sino que deben ser abiertos, sometidos a una renovación constante, cambiados, corregidos, mutantes. Como debería ser el propio Periodismo. Y si has llegado leyendo hasta aquí pero todavía no sabes de qué documental hablo, no te lo pierdas…